CÓMO USAR UN TALADRO.CONSEJOS.

COMO USAR UN TALADRO ELÉCTRICO. CONSEJOS.

¿Cómo usar correctamente un taladro por primera vez?

Un taladro eléctrico, puede ser portátil, es decir, inalámbrico (batería) o funcionar (con cable), pero no deja de ser una herramienta eléctrica y como tal necesita de energía eléctrica, ya sea la proporcionada por la red (con cable) o mediante una batería (taladro inalámbrico) para transformar esa energía eléctrica en energía mecánica que necesitaremos para realizar nuestras perforaciones.

Dado que funciona con energía eléctrica hemos de tener especial cuidado al manipularla, ya que estos cambios se hacen de forma manual, lo mejor es que esté desconectada cuando vayamos hacerlo, ya sea cambiar la broca o accesorio, aumentar su par etc…

PARTES DE UN TALADRO

Figura 1

 

¿Cómo están unidas las piezas de un taladro?

Si nos desprendemos de uno de los laterales de la carcasa plástica del taladro podremos ver el esqueleto que lo compone interiormente y ver cuantas piezas componen un taladro, el cual podemos dividir en 2 grupos; sistema mecánico y sistema eléctrico.

El sistema mecánico estaría formado por el porta-brocas o mandril, engranajes y cojinetes cuya finalidad es transferir esa energía de movimiento hasta la broca para ejecutar la perforación.

El sistema eléctrico está compuesto por un motor eléctrico de corriente continua con su estator bobinado (parte fija) y su rotor (parte móvil) además de escobillas, colector de delgas, selector, ventilador etc…

Es concretamente en el bobinado del estator donde se crean unas fuerzas debido a campos magnéticos en donde se produce la transformación de la energía eléctrica en energía mecánica o de movimiento.

El taladro de la imagen muestra el despiece de un taladro con cable y además incorpora el sistema de percusión que nos permitirá realizar perforaciones en materiales más duros tales como paredes, piedra y hormigón.

La percusión no es más que un movimiento longitudinal añadido al de rotación que hace desplazar el mandril con un movimiento hacia delante y hacia atrás para pulverizar el material con la broca, es como un golpeteo constante cuya unidad se mide en ipm (impactos por minuto).

La percusión ocurre a nivel interno de la máquina a través de sus engranajes y se conecta desde un selector o interruptor colocado en la parte superior de la carcasa a voluntad por el usuario.

Mecanismos de un taladro.    (Figura 1)

En la parte delantera podemos ver montado el cojinete sobre el eje, seguidamente un engranaje principal que engrana con un tornillo sinfín y es el que produce el movimiento.

A continuación tenemos la paleta de ventilación cuyo cometido es refrigerar el motor mediante la recirculación forzada del aire y así evitar el recalentamiento del motor. La refrigeración es muy importante, de ella va a depender en gran medida que nuestro taladro funcione correctamente.

Seguidamente tenemos el motor con su estator bobinado y su rotor en el interior, después va solidaria una pieza importante, el colector de delgas en el que van acopladas las escobillas de carbón o grafito, y es en esta parte donde se produce la transformación por conmutación y fricción de estos dos elementos de la corriente alterna en continua.

Las escobillas son los elementos que rozan en el colector de delgas y que con el uso se van gastando y va a tocar reemplazarlas. Es diferente cuando el desgaste es en el colector de delgas ya que es un elemento más caro a la hora de cambiarlo. A veces es mejor comprar otro taladro nuevo que reparar el averiado.

Y llegando al mango de la máquina tenemos la caja de mando eléctrico el cual podremos activar con el pulsador manualmente y seleccionar la velocidad deseada e incluso mantenerla constante con un tope que contiene.

Y por último tenemos el elemento capacitivo que asiste a la caja de mando eléctrico ayudándole en el arranque y continuidad de forma eléctrica de la perforación.

Y eso es básicamente las partes de un taladro de mano eléctrico por dentro.

 
Como usar un taladro eléctrico de mano por primera vez

Lo primero a tener en cuenta es saber qué tipo de material vamos a taladrar, plástico, madera, piedra, pared, metal u hormigón ya que de ello dependerá que debamos utilizar un tipo de broca u otro.

Una vez seleccionada la broca correspondiente, deberemos introducirla en el porta-brocas o mandril hasta el fondo y cerrar la mordaza a mano y luego con la llave para que quede lo más firme, sujeta y recta posible.

Si el material a taladrar es muy duro, por ejemplo metal, deberemos emplear una velocidad baja y mantenerla a lo largo de toda la perforación. Si el material por el contrario es blando tal como plástico o madera blanda, podremos emplear una velocidad más rápida.

Es importante antes de comenzar la perforación de asegurarse de que el lugar donde vamos a hacer el orificio no sea un lugar por el que transcurran cables de instalaciones interiores o conducciones de tuberías.

Es aconsejable hacer una marca en el lugar donde queremos perforar y así obtener un resultado óptimo en cuanto a distancias. También podemos regular la profundidad de nuestra perforación ya que la mayoría de los taladros dispone de un tope exterior, que no es mas que una barra graduada que se regula manualmente y con el cual conseguiremos la profundidad deseada.

Si vamos a taladrar una pieza de cualquier dimensión, es importante sujetarla bien con mordazas o sargentos para que quede estable, de esta forma se evitan taladros mal hechos y accidentes.

Cómo usar un taladro en pared de concreto.

El proceso de taladrado con un taladro eléctrico de mano en pared de concreto es sencillo, consiste en colocar la herramienta perpendicular a la superficie a perforar e iniciar lentamente a baja velocidad, pulsando el gatillo para encaminar la broca, seguidamente pasamos a modo percutor y aumentamos la velocidad hasta que pegue con el tope de profundidad que hemos colocado a la medida que necesitamos.

Durante el taladrado es conveniente no hacer el agujero todo seguido de una vez, sino que debemos ir sacando un poco y volviendo a meter la broca varias veces durante la operación, así evitaremos que la broca se recaliente, se queme, es decir se refrigere y facilitaremos la salida de la viruta polvo o material y la perforación quedará perfecta.

Durante perforaciones largas, en materiales duros, a bajas velocidades es imprescindible refrigerar la broca constantemente durante la perforación, ya sea con agua o taladrina (mezcla de agua y aceites para lubricar y refrigerar en la industria del mecanizado).

Si por casualidad la broca quedase bloqueada en el interior de la pared, lo que debemos hacer si vemos que no está torcida es pulsar el botón de retroceso o inversión del giro y sacarla, pero si ocurre que está torcida, deberemos cortar corriente desenchufando la máquina y abrir el porta-brocas para liberar la máquina de la broca y luego utilizar herramientas manuales para desatascar la broca.

Es conveniente que durante el proceso de taladrado no ejercer demasiada presión sobre el taladro ya que la broca podría dañarse y nosotros también, deja que la máquina haga su labor y el resultado será óptimo.

Un truco para no manchar si estamos taladrando en la pared del salón de casa es colocar un sobre de carta por debajo del punto a perforar y lo sujetamos con cinta de carrocero o aislante a la pared, debemos mantener el sobre abierto para que el polvo caiga dentro de este.

A modo de seguridad personal es importante utilizar guantes, protección auditiva, ocular y una mascarilla para el polvo, una vez terminada la operación desconectar el taladro de la red eléctrica.

 
Cómo usar un taladro en azulejos.

No suelen ser muchas las ocasiones en las que debemos de hacer agujeros en azulejos, pero llegado el momento como puede ser, colgar algún accesorio en el baño o en la cocina hemos de tener especial cuidado de hacerlo correctamente para no romper el azulejo.

En primer lugar debemos utilizar la broca adecuada y éstas son las llamadas brocas de widia las cuales están reforzadas en la punta y permiten un buen inicio del taladrado sin resbalar ya que el azulejo en su capa superior está hecho de un material muy duro y a la vez frágil y puede quebrarse si se hace con cualquier broca.

Lo recomendable para este tipo de trabajo son brocas de hasta 6 mm. como máximo, ya de mayor diámetro fracturaría el azulejo.

La zona o parte del azulejo donde deberíamos hacer la perforación debe ser en el sitio donde sepamos que está la pasta, yeso o cemento de pegado ya que éstas se sellan mediante un pegote a la pared y evitar la zona cercana a las juntas.

Un truco para que la broca no resbale al inicio es golpear con un punzón suavemente la superficie del azulejo hasta ver el cascarillado del esmalte y colocar la broca en ese lugar para comenzar.

Otra opción es pegar en el azulejo dos tiras de cinta, ya sea de carrocero o aislante en forma de aspa, esto proporcionará a la broca en el inicio un mayor agarre.

El proceso para taladrar azulejos comienza con quitar la función de percusión si la tiene, en este caso no daría mas que problemas, comenzaremos a una velocidad baja e iremos aumentando cuando notemos que la broca está bien asentada. Es importante sacar y meter la broca durante el proceso para así desprendernos del material sobrante o polvo más fácilmente.

Para realizar taladros en cristal, debemos usar una broca especial llamada broca de punta de lanza, la refrigeración podrá ser con agua, aguarrás o petróleo. Un truco para que no resbale la broca de punta de lanza al inicio de la perforación es colocar un trozo de plastilina alrededor del punto a perforar y llénalo de líquido refrigerante. Es importante iniciar el taladrado a baja velocidad para evitar resquebrajamientos y mantener la pieza (cristal) bien sujeta con los convenientes accesorios.

Siguiendo estos consejos efectuarás un taladrado en azulejos o cristal óptimo y sin ningún problema.

Cómo usar un taladro en metal.

Tanto si eres un amante del bricolaje o utilizas las herramientas eléctricas de forma profesional frecuentemente, llegan momentos en los que es necesario taladrar un agujero en un metal.

Para cuando llegue ese momento, si eres principiante, vamos a darte la información necesaria, consejos y demás para que no tengas ningún problema.

En primer lugar y a tener en cuenta antes de empezar es elegir obviamente una broca para metal. A groso modo podemos englobar a las brocas para metal en 2 grupos dependiendo del material a taladrar, es decir, brocas para metales blandos y brocas para metales duros.

Las brocas para metales blandos son las brocas estándar, las cuales suelen tener un ángulo en su punta de 118 grados, útiles para perforar latón y demás metales de dureza similar.

En cambio las brocas para metales duros tales como el acero inoxidable, el ángulo de su punta es de 135 grados, son brocas de aleaciones de metales especiales, tales como cromo, vanadio, cobalto etc…

El ángulo es mayor que en el anterior caso para facilitar el centrado al empezar a taladrar.

A este tipo de brocas se le designan como brocas HSS (High Speed Steel) que traducido significa Acero de Alta Velocidad. Otra característica para reconocer una broca para taladrar metal es que su diámetro permanece constante a lo largo de toda su longitud.

Las perforaciones hechas sobre materiales blandos proporcionarán virutas largas y las hechas sobre materiales duros serán más pequeñas, es decir, como limaduras.

Algo importante a tener en cuenta a la hora de taladrar un metal es la velocidad, que va a depender de la dureza del material a perforar, para metales duros, emplear una velocidad baja y para metales blandos una velocidad más alta.

La refrigeración de la broca al taladrar con brocas para metales duros es esencial para poder utilizar la broca más de una vez y no cargársela por excluir esta opción. La refrigeración debe hacerse con un aceite especial para taladrado.

Si la pieza de metal a taladrar es de baja sección, delgada, lo mejor es que esté sujeta firmemente  antes de iniciar la perforación y en ningún caso sujetarla con la mano durante el procedimiento ya que podríamos salir mal parados.

 
Procedimiento:

Llegó la hora de taladrar en el metal…

Muy importante: Desconectar la función de percusión del taladro si la tuviera.

Lo primero es marcar con un granete o punzón y martillo el lugar exacto donde vamos a perforar, si el taladro a efectuar es de gran diámetro es conveniente iniciar con una perforación de una broca de menor diámetro, por ejemplo si el agujero final ha de tener 10mm. de diámetro, podemos hacer 2 perforaciones antes de pasar la de 10mm. una de 4mm. y la siguiente de 8mm. con esto se consigue un trabajo final de mayor calidad. Es realmente el procedimiento a seguir.

Resumiendo podemos decir que todo se basa en distintos parámetros a tener en cuenta a la hora de taladrar ya que el procedimiento en sí no es complicado.

Estos parámetros son:

-La elección de la broca.

-La dureza del material.

-La sujeción de la pieza.

-La refrigeración de la broca.

-La velocidad de taladrado.

-La seguridad para evitar accidentes.

 
Cómo usar un taladro como Fresadora, Router o Tupí

Algo importante a saber sobre las herramientas eléctricas es que la mayoría son ampliamente versátiles, es decir que podemos transformar una parte de ellas o aplicarles infinidad de adaptadores e incluso soportes de todo tipo y convertirla es otra diferente que ejecuta el trabajo a la perfección.

Un ejemplo de todo esto lo podrás ver en el siguiente vídeo, el cual explica el paso a paso para hacer un soporte de madera que acoplado a un taladro convencional se convierte en la mejor fresadora.

 
Cómo usar un taladro eléctrico como atornillador

A continuación te dejamos un vídeo muy instructivo en el que explica en profundidad todas las partes de un taladro eléctrico y su uso como atornillador con demostraciones reales y consejos de seguridad.

Esperamos que con la información de este artículo hayas aprendido lo más básico para realizar perforaciones de forma segura en cualquier material y que los consejos te hayan ayudado.

Gracias por llegar hasta aquí!

⇓⇓⇓   Accede a la información que necesites haciendo Click en la imagen   ⇓⇓⇓